jueves, abril 28, 2011

La Industria Automotríz Argentina en su mejor momento

Martín Lousteau publicó una interesante columna hoy en La Nación. La idea de fondo es dar el visto bueno a la presencia de directores del Estado donde tiene participación accionaría vía ANSES. Demás está decir que concuerdo en este punto, esencia básica del capitalismo. Si tenés las acciones, también sos dueño. No hay discusión válida y no aceptar que el accionista se siente en la mesa, es no aceptar el capitalismo.

Pero me detengo en otro párrafo del texto:


“En nuestro país se producen aproximadamente 700.000 autos, con una participación de componentes nacionales que apenas es del 30%. De allí que la balanza comercial de ese sector sea deficitaria en seis mil millones de dólares, es decir casi nueve mil dólares por cada unidad fabricada.”

Los números oficiales no son los que expresa el ex ministro de Economía. En el último informe trimestral del BCRA se observa el siguiente gráfico elaborado con datos del INDEC.


El saldo comercial del sector automotor registró un déficit cercano a los u$s2.700 millones en los primeros 11 meses del 2010. Supongamos que llega a 3.000 millones en todo el año, el déficit comercial es la mitad al expresado por Lousteau.

Por otro lado, usa el cociente entre u$s6MM/700M autos para advertir un déficit de u$s8.571 por cada unidad fabricada, que redondea para arriba a u$s9.000. Los números más cercanos a la realidad serían 3MM/700M autos = u$s4.300 el déficit comercial por cada unidad vendida en el país, también redondeando para arriba.

Un auto 0KM promedio sale u$s12.500. Si cada auto tiene un déficit de u$s4.300. El componente importado es del 35% para la industria local. Por cada auto el 70% es valor agregado nacional, según cuentas nacionales.
Pero al margen de la falta de precisión en los números, me llama la atención que destaque un número que no dice nada y da pie para malas conclusiones.


Un ejemplo: En los orígenes de la industria automotriz todos los autos eran nacionales, el déficit comercial automotor era menor, los componentes nacionales eran cercanos al 100% y no obstante creo que nadie puede dudar que la industria automotriz de ese entonces era peor a la actual, por no decir pésima que no lograba colocar un auto al mundo ni por casualidad.

Actualmente, la mitad de la producción de la industria automotriz se exporta, lo que refleja la calidad de los productos que pueden competir a nivel internacional. De hecho, se venden a mejores precios que los autos brasileros, actualmente subsidiados para lograr exportar con el súper real.

Volviendo al ratio de componente nacional, en 2010 no sólo se registró un récord en el nivel de producción y exportaciones del sector automotriz, sino que ello se logró disminuyendo el déficit comercial del sector. ello solo se logra si se sustituye importaciones.

En 2008 el déficit comercial del sector fue de u$s3.400 millones (según el gráfico) y en 2010 fue más bajo (3.000) aún con mayor nivel de producción. Ergo se observó sustitución de importaciones sin perder calidad, tal como lo demuestra el récord de exportaciones.



Hace poco hablábamos que la economía en 2010 sustituyó importaciones ante la evidencia de igual cantidades importadas y mayor PBI. Es claro que el sector automotriz fue uno de los sectores que mayor contribución hizo no sólo para aportar valor agregado a las exportaciones locales, sino para sustituir importaciones pese a la apreciación cambiaria. Ello gracias a la productividad ganada los últimos años.



La idead de sostener el tipo de cambio es para ganar el mercado interno y con el economías de escala que ello permite, bajar los costos unitarios. Una vez que se copa el mercado interno, el desafió es ganar mercados externos ahora estando mejor preparado. En efecto, la mayor productividad ganada permite ser competitivo aún cuando de aprecia la moneda local. El sector automotor es un excelente ejemplo de porqué el MODELO CONTINUA aun con tipo de cambio más apreciado.


Desde 2005 a la actualidad se realizan 17 nuevos modelos en Argentina para el mercado local y venta a Latinoamérica.


Entre ellos, en Argentina se hace la nueva Amarok para el mercado local, Latinoamérica y el mundo. Si ves una Amarok en Asia, Europa, EEUU o Latinoamérica, abrí el capot y dirá industria Alemana o Argentina.


El mejor momento de la Industria Automotriz Nacional, sin duda.
Larry

5 comentarios:

Jota dijo...

Pará! todavía no leí el post, me fui a la nota de lousteau con el link... no puedo dejar de señalar el comienzo:
"La calidad de la discusión pública está continuamente degradándose. Últimamente desperdiciamos una porción significativa del tiempo en temas que son marginales o irrelevantes."
JAJAJAAJAJAAJAAJJAAJA me matóooooooooooooooo!! jajaja

Carlos dijo...

Varias aclaraciones:
1) La competitividad de la industria nacional es cero, nos salvan los acuerdos comerciales con Brasil (y algo Méjico) pero basta cruzar a Chile para ver que allí dominan los autos japoneses y coreanos.

2) La integración nacional no llega al 20%, dejo un nota:
http://www.webafac.com.ar/
El sector autopartista pedirá a las terminales automotrices que eleven la integración de partes locales, que tal como éstas prometieron, subiría de 20 a 28 por ciento. Será durante el II Foro Sectorial, que se realizará este martes en Córdoba, convocado por el Ministerio de Industria

Esto es interesante, durante la década de los 80 la integración nacional era de más del 90%:

Kirchnerismo 700.000 * 20% = 140.000 unidades equivalentes.
Alfonsinismo (año 1987) 193.000 * 90% = 174.000 unidades equivalentes.

O sea la producción era un 25%... hace 25 años.

3) La cantidad de vehículos importados que se venden localmente supera la "peor" época de Martínez de Hoz:
http://www.sector-metalurgico.com/index.php?content=6130&cpagina=2
El 62% de los 635.000 vehículos y utilitarios livianos patentados en 2010 fueron importados, según datos de la consultora Abeceb.com.

En el años 1980 los importados representaron un 15% y en el 1981 un 20%... durante el resto de los años del "proceso" los valores son muy bajos...
(Aquí el link: http://www.eclac.org/publicaciones/xml/5/22325/40%20transf%20indus%20automotriz.pdf)


Chicos, dejen de mentir, anque le den vueltas a los números la realidad es otra.

Punto de desequilibrio dijo...

Sobre la economía argentina y sus tendencias, entre ellas el achicamiento del superávit comercial al que el crecimiento de la industria automotriz no ayuda.

Tras el discurso triunfalista sobre el “modelo K”, una agenda de normalización y vuelta a los mercados

Leonardo Victor Scilabra dijo...

Muy interesante el artículo, es genial que se esté progresando al respecto y sería mucho mejor que se generen incentivos a producir localmente los distintos eslabonamientos de la cadena de valor. De todos modos, creo que es necesario una planificación respecto al desarrollo indutrial, ya que si bién se llevan a cabo políticas para desarrollar ciertas industrias, es insuficiente.
Creo que fue el último martes 26 que el diario La Nación publicó el desagregado de la balaza comercial, donde en los 2 primeros componentes de las importaciones eran Bienes de Capital e Insumos intermedios, esto muestra a las claras cierto proyecto de insutrialización por "stop and go", mientras se sigan generando divisas, a darle para delante.
Saludos!
Leo.

Anónimo dijo...

Hmmm no me convence la produccion automotriz Argentina es pesima la verdad eso va ser una mala idea lastima por las empresas automotrices que apostaron por Argentina...