miércoles, septiembre 15, 2010

Bienvenidos!


El opositor construye su opinión con la premisa que tiene que ser opuesta a la que diga el oficialismo. Esta estrategia tiene la desventaja que nunca permite jugar primero, dado que hay que esperar la opinión del oficialismo para saber cual será “tu” opinión. Pero tiene la virtud que el discurso a defender, cae del cielo: simplemente hay que decir el discurso oficial, a la menos uno. Carrio tiene un doctorado en la materia e instruye a muchos de sus discípulos.
.
Hoy día está pasando algo raro entre los economistas: todos preocupados por la apreciación real del peso.
.
Pero claro, dado que el Oficialismo con vistas al 2011 ya arrancó con la política macroeconómica más conocida para frenar la inflación, es la oposición la que mira con “espanto” la apreciación real del peso. Esa misma que pidió durante años con el mismo objetivo.
.
Pero como muchos construyen su opinión sabiendo la opinión del oficialismo, le doy la bienvenida a todos los colegas que durante todos estos años mal hablaron del supuesto modelo de “tipo de cambio competitivo”.
.
Tirando todo lo dicho por la ventana, hoy día la principal preocupación de un buen economista opositor, es la pérdida de competitividad y su impacto en el saldo comercial.
.
Estoy entrando todos los días a La Nación, esperando la columna de Cachanosky donde enérgicamente defenderá el modelo productivo, nacional y popular, con otras palabras, claro.
.
Evidentemente la necesidad de diferenciarse del oficialismo tiene cara de hereje.
.
P.D.: “psicología inversa” también es una posibilidad.

7 comentarios:

Natalio Ruiz dijo...

Larry

Me doy por aludido, así que contesto por partes.

1. Está claro que no soy oficialista, pero no me considero opositor. No soy anti-K. En todo caso siempre se opina sobre el que ejecuta la política pública. Si hoy estuviera otro en el gobierno probablemente escribiría sobre él, no sobre éste.

2. Mi mayor preocupación es la inflación. La apreciación del TCR es una consecuencia innegable de ello. Además, ¿está mal por un economista preocuparse por el saldo comercial y la competitividad?

3. En todo caso, le pido me señale dónde es que me contradigo.

4. el Oficialismo con vistas al 2011 ya arrancó con la política macroeconómica más conocida para frenar la inflación. ¿Cuál? Esta frase realmente me sorprendió.

Un saludo, Larry

Norberto dijo...

Creo que desde hace un rato largo por los socios comerciales que tenemos, nuestra moneda esta referida (atada) a una canasta de monedas donde el U$S tiene muy poco peso y si lo tienen el real, el yuan, el euro, la rupia (recien ahora) y alli no falta competitividad, puesto que yo recuerdo con respecto a nuestro principal socio domercia en 2005 la ecuacion 1real=1,10$ siendo hoy alrededor de 1real=2,25$.
Ademas en los últimos años creo que el peso ha sido la única moneda del mundo que no se ha revaluado respecto de U$S, lo que ha sido una política de USA para su propia competitividad ante sus socios comerciales.
Abrazos

Luciano Cohan (Elemaco) dijo...

Larry, no entiendo porque asocia decir no al tipo de cambio alto con decir si al tipo de cambio bajo.

Insisto con una frase que recuerdo haberle dicho varias veces. Entre el alto y el bajo hay infinitas posibilidades en el medio.

Por otro lado, el problema argentino hoy no es el nivel del tipo de cambio, ni siquiera el signo del movimiento sino la combinacion de apreciación acelerada + inflación con alto componente inercial + Brasil con real historicamente fuerte + ToTs historicamente altos.

el de adentro dijo...

Elemaco, no entiendo porque las dos ultimas las clasificas como problemas. Me parece que los dos primeros temas que mencionas son problemas, pero los dos ultimos son cuestiones que nos han permitido "sobrevivir" a los dos primeros problemas...

Luciano Cohan (Elemaco) dijo...

Son riesgos más que problemas. O sea, lo que traté de decir es que el problema argentino el la pélicula, los riesgos a los que está expuesto y el bajo margen de maniobra, cosa que tiene poco que ver con si el TCR hoy esta alto o bajo (personalmente creo que hoy debe estar cerca del de "equilibrio", whatever that means)

Diego dijo...

Larry, a mi lo que me parece penoso que toda la idea económica del gobierno para fomentar la competitividad argentina (y que haya economistas recibidos que la apoyen) sea defender el "tipo de cambio competitivo", lo que quiera que eso signifique.

Realmente creen que la competitividad se puede basar en mover el tipo de cambio? Pongamos el dolar a 40, y somos Canadá en 2 años.

Otros temas como fomentar la inversión a largo plazo, contener la inflación, promover la estabilidad del marco regulatorio, desarrollar la educación de calidad, respetar las instituciones, no son necesarios?

El problema no es que el gobierno pretenda usar el tipo de cambio como ancla inflacionaria. Eso funcionaría en el corto plazo (preguntale a Cavallo).

El problema es que al tiempo que pisa el tipo de cambio, sigue inflacionando a lo bruto.
El problema es que están generando una inflación en dólares del 25%. El problema es que están eliminando la única herramienta que se les ha ocurrido para mantener la economía funcionando.

Carlos dijo...

Arturo Jauretche decía que cuando él tenía una duda, leía La Nación y se ponía en la posición contraria.
Ese es el método peronista... no sé que le critican a la oposición.

En todo caso la contradicción es toda de ustedes chicos.
Han construido todos sus planteos antagonizando con la década del 90... piénsenlo...

Ahora frente a la muy evidente pérdida de competitividad cambiaria se mofan de la "oposición".

Por otra parte no está claro (o sí) por qué el gobierno en lugar de dejar caer un sólo precio (el dólar) elige que suban todos los demás...
Me gustaría saber también que sería de la integridad de nuestra economía si el Real brasileño no estuviera en 1.7 pesos...
¿Creen que es una situación sostenible en el largo plazo?