lunes, abril 19, 2010

Los campeones de la Industria – Parte I

Ha corrido ya una buena cantidad de agua bajo el puente económico por el que nuestro país está atravesando, ese puente de traspaso desde un modelo de tintes (neo)liberales, consagrador de las Ventajas Comparativas estáticas, hacia uno que intenta ser un poco más industrializador y orientado a la exportación.
Ya hay pues suficiente evidencia como para realizar una primera evaluación.

Respecto a la orientación exportadora, ya hubieron algunos bloggers que han intentado realizar un examen global del grado de éxito obtenido. Por ejemplo, yo recuerdo este post (Elemaco, juro que no es nada personal, it´s just business), en donde se llegaba a la conclusión que la estrategia de tipo de cambio (TC) alto no había servido demasiado como para lograr un despegue relativo de las exportaciones industriales.

Por otra parte, estimo que hay ciertos puntos importantes a tener en cuenta, a saber:

- Cuando se produce una devaluación, las cantidades exportadas no reaccionan inmediatamente al cambio de precios relativos, sino que los agentes económicos se demoran unos cuantos trimestres antes de asumir que dicho cambio tendrá cierta estabilidad en el tiempo, para así realizar las inversiones necesarias. Este fenómeno en donde el efecto volumen reacciona con rezago ha sido varias veces señalado en la literatura económica y forma parte de lo que se conoce como la “Curva J”.
Por lo tanto, si la devaluación se produjo en 2002, en un país como el nuestro se debe dar un buen margen de tiempo antes de evaluar la reacción de las cantidades exportadas. Luego, es a partir de 2004 que comenzaremos el análisis.

- Es siempre muy importante remarcar que se entiende por exportaciones “industriales”, y sobre todo, si se incluye a la industria alimenticia o no dentro del análisis. En todo caso, lo mejor es realizar análisis separados de cada rubro para no llegar a conclusiones engañosas.

Una primera aproximación sería la de echar una mirada a la evolución del quantum de los grandes rubros de exportación a partir de 2004 (click en imagen para agrandar).
Podemos observar que hasta mediados de 2006 la reacción de las cantidades exportadas había sido positiva y similar tanto para Productos Primarios (PP), como para Manufacturas Agropecuarias (MOA) y Manufacturas Industriales (MOI). Sin embargo, luego de esa fecha los dos primeros se estancan y hasta languidecen (por efecto de medidas gubernamentales más sequía del año pasado, seguramente), mientras que las MOI continuaron su tendencia ascendente (interrumpida transitoriamente por la crisis desatada a fines de 2008), por lo que en sólo 5 años ya prácticamente han duplicado su volumen exportado. Nada mal.

Si en cambio no se hubiese tenido en cuenta la separación en rubros, y simplemente se hubiese realizado el análisis de exportaciones industriales mezclando MOA + MOI, los resultados obtenidos hubieran quedado muy distorsionados y tendientes a la confusión, ya que esconderían las muy disímiles performances de las actividades económicas ya señaladas.

Las industrias “herejes

La política del TC alto del actual “modelo” (si es que así se lo puede llamar) no apunta a las industrias que el saber convencional denominaría como “naturales” para un país como el nuestro. Esto es, no tienen como objetivo a la gran mayoría de las actividades incluidas en las MOA, i.e. las industrias alimenticias, pues es ya harto sabido el natural grado de competitividad que tienen. Ergo, no necesitan el “empujoncito” del TC alto.
Es por esto que el análisis se centrará en algunas de las industrias que el saber convencional no tiene pensado para este país (y que por eso son “herejes”), a ver que tan bien les fue con este “modelo”, y si han devuelto con creces todo el “aguante” que se les ha dado en estos años con el TC alto.

Pero ni siquiera nos vamos a meter con ciertas industrias que en algún momento han sido resistidas por el pensamiento mainstream nacional, como la automotriz o el software, pero que luego a fuerza de resultados y exportaciones están siendo cada vez más aceptadas.
La automotriz no duplicó, sino que triplicó desde 2004 su volumen exportado, y a destinos cada vez más diversos, con cada vez mejor relación de escalas, con inversiones que se anuncian para lanzar la fabricación de nuevos modelos globales desde el país, etc.
Por su parte, en conceptos de software y servicios informáticos se exportaban 193 millones en 2004, y para 2009 los envíos ya superaron la friolera de los 1000 millones de dólares nada menos. Extraordinario realmente.

La idea es meterse con aquellas industrias que son todavía más “herejes”, totalmente contradictorias con las enseñanzas de los popes del mainstream, atrevidas por pretender desarrollarse en un país cuyas Ventajas Estáticas indican que “naturalmente” debería resignarse a otra cosa...

De la clasificación arancelaria a dos dígitos, este humilde análisis propone comenzar por focalizarse en la performance exportadora de 3 aperturas “super herejes”:

84 – Nuclear reactors, boilers, machinery, etc.
85 – Electrical, electronic
equipment
90 – Optical, photo, technical, medical, etc apparatus


Los datos para el análisis han salido del buscador de la base COMTRADE de las Naciones Unidas.

84 – Nuclear reactors, boilers, machinery, etc.

En esta partida están incluidas todo tipo de maquinarias, de muy diversa clase. En realidad su título no es lo suficientemente descriptivo, ya que esta apertura cuenta con otras 85 subaperturas que abarcan desde reactores nucleares, máquinas herramientas, computadoras, electrodomésticos, maquinaria agrícola y vial, etc.

En el gráfico se puede apreciar que en 2004 esta apertura englobaba exportaciones por casi 768 millones US$, para, constante proceso de crecimiento mediante, pasar en 2008 a 1822 millones. Esto significa que los envíos externos se incrementaron en 137%, con un crecimiento anual promedio del 24%. Nada mal, eh. Parece que el “cuasi modelo” de TC alto puede funcionar después de todo…

Pero por supuesto, no faltará quien con razón argumente que el más que interesante incremento de expos observado para el conjunto de sectores de la apertura 84 se deba en realidad a que el comercio mundial del rubro ha venido creciendo, por lo que el fenómeno observado tendría su explicación en una especie de “gran ola” de escala global que empuja a todas estas industrias hacia adelante. Fair enough. Vamos a levantar la apuesta.

Lo que podemos hacer entonces es comparar la performance nacional contra la mundial, de manera de ver si el cuasi-modelo hizo alguna diferencia.
Tenemos a continuación el gráfico que incorpora en el eje derecho al total de las expos mundiales realizadas en concepto de la partida arancelaria 84. Si en 2004 se comerciaban a escala global alrededor de 1,223 billones de US$, y en 2008 dicha cantidad se incrementó hasta 1,922 billones, entonces de hecho vemos un crecimiento, aunque del orden del 57%, frente al 137% que habíamos detectado para el caso argentino… Esto motivó que la participación (el share) de las industrias argentinas pertenecientes a la partida 84 aumentase dentro del comercio mundial en el período bajo análisis, aunque sigue siendo ínfima en términos absolutos, hay que reconocerlo.


En fin, el punto importante que quería remarcar es que el cuasi-modelo de TC real alto sí que ha dado resultados y ha hecho la diferencia para las industrias “herejes” pertenecientes a la partida 84, ya que superó ampliamente a la performance exportadora de nivel mundial (137% contra 57%), lo que permitió ganar share de mercado.

85 – Electrical, electronic equipment

Esta partida incluye todo tipo de insumos para electricidad, motores y aparatos eléctricos, equipos e insumos electrónicos.

Yendo directamente al gráfico comparativo del desempeño argentino contrastado con el global, vemos que entre 2004 y 2008 este entramado nacional incrementó sus exportaciones en un 117%, frente al 42% de la partida 85 a nivel mundial.
Esto significa que las empresas argentinas englobadas en esta partida prácticamente han triplicado el aumento mundial en cuanto a comercio exterior. Es muy meritorio, desde mi perspectiva, ya que no debe olvidarse que exportar no quiere decir simplemente hacer un “switch” de ventas internas por externas, sino que implica ser competitivo en calidad (no sólo en costos), hundir capital para inversiones, tender hacia la frontera tecnológica a nivel mundial, etc.
El share mundial del país en estas industrias se incrementó sostenidamente, además (pasando de 0,022% a 0,034%).
Veamos la última partida propuesta.

90 – Optical, photo, technical, medical, etc apparatus

Para este caso, vemos que también la industria nacional ha superado con creces al desempeño global promedio. Mientras que en el caso argentino el crecimiento entre puntas fue del 93%, globalmente dicha suba alcanzó menos de la mitad: 43%.
Todo esto redundó en un aumento del share nacional dentro del mercado mundial (desde 0.042% a 0.056%).

Conclusión preliminar

Un punto que queda clarísimo es que el TC alto definitivamente hace la gran diferencia para incentivar la salida exportadora de alto valor agregado, sobre todo si es una medida que se mantiene en el tiempo.
Vimos que para las industrias dentro de las partidas 84 (137% contra 57%), la 85 (117% contra 42%) y la 90 (93% contra 43%) han superado de manera notoria al benchmark global desde 2004.
Esto no indica que seamos unos fenómenos, todavía falta mucho y en niveles absolutos somos ínfimos.

Pero al menos le hace frente (y con robustos datos duros) al dogmatismo mainstream (y casi fundamentalismo diría) de que hay ciertas industrias “herejes” para un país como el nuestro, para las que debería ser IMPOSIBLE insertarse ni tener ningún tipo de éxito en las grandes ligas mundiales. Según estas ideologías, y más allá de los bemoles que puedan haber, los movimientos y tendencias descriptos en este post son inconcebibles… Hubiesen sido motivo de risa y mofa si enunciados durante 2004…¡Y sin embargo allí están!

Tampoco hay que ponerse triunfalistas porque falta MUCHO, y muy importante: con el TC alto somalmente no va a alcanzar.
En 5 años no se pueden hacer milagros. Pero salta a la vista que con un par de décadas de trabajo duro y medidas correctas, ES POSIBLE. A mí ya no me caben dudas. El potencial nos sobra…

Para la próxima, el análisis se zambullirá bien hacia adentro de cada una de las partidas a dos dígitos que vimos, y nos meteremos con aperturas a 4 dígitos para investigar puntualmente cuáles son los clusters industriales que más tiran del carro, o sea, para saber quiénes son los “Campeones de la Industria”.

19 comentarios:

Larry dijo...

Este post es un ejemplo empírico que aporta a la discusión que se está dando hoy en la BEA sobre si el el Tipo de cambio puede ser considerado como la piedra angular de una estrategia de Desarrollo.

Tal como plantean economistas de alto prestigio como Frenkel a nivel local, o Rodrik a nivel internacional (entre tantos otros).

Brillante Joe. Excelente post.

Andrea dijo...

En la nota de Ieco del domingo comenta que mas de 14.000 Pymes se sumaron al proceso exportador los últimos años. Joe, tenés información al respecto?

IFPO dijo...

muy interesante el post
saludos

Elemaco dijo...

Joe, ahora leo el resto. Por ahora solo vi los gráfiquitos.

Pregunta ¿Porque arrancan en 2004?

Mariano T. dijo...

Para hacerlo sustentable, tienen que ser menos egoistas y compartir más el TC alto.
ERs parte de la sustentabilidad.

Generico dijo...

Che, Joe... no solo de Elemaco vive ESC. Como dicen por ahí, seamos buenos entre nosotros.

Saludos.

Joe dijo...

Gracias Larry y a IFPO también por las ponderaciones positivas.

Andrea, no cuento con esos datos lamentablemente. Los laburos que hago son de puro aficionado y apasionado que soy. Fijate lo difícil que es para un aficionado conseguir a través de fuentes locales datos desagregados de la clase que uso en este post, que lo de comercio exterior lo tengo que ir a buscar afuera, a las Naciones Unidas…
Alguna vez hice una búsqueda relacionada con pymes exportadoras en el Obervatorio PyME: www.observatoriopyme.org.ar, pero los datos disponibles eran muy agregados para mi gusto. Quizás deberías darte una vuelta por allí para ver si últimamente se agregaron más datos. Si por tu lado llegás a encontrar información cuantitativa desagregada referida a pymes, chiflame que a mí también me interesa mucho el tema.

Ele, es una buena pregunta la de por qué elegir al año 2004 como base, ya que siempre será una elección arbitraria, y habrá críticas al respecto. Yo me baso en el fenómeno que mencióne en el post de la Curva J, y en que estamos en un país muy volátil acostumbrado a cambios bruscos, por lo que los agentes económicos seguramente demorarán algo más en tomar una nueva señal de precios como “estable en el tiempo”. No conozco estudios que “banquen” estas suposiciones que hago para los agentes económicos de Argentina, pero a pesar de ello me parecen suposiciones razonables.
De todas maneras, al tomar los datos desde 2004 en adelante, al cuasi-modelo se le acaban las “excusas”, porque ya no hay pretextos como para que las cantidades exportadas se demoren en reaccionar. O aumentan, o es todo un fiasco (o también puede que algo grave esté pasando, como en el caso de las MOA y las medidas gubernamentales). Y voilá, han reaccionado de manera más que interesante en algunos sectores industriales… Más allá de sus preferencias políticas, le pido se abstraiga de eso y pienso sólo en el bienestar de su país, ¿no le pone contento la novedad?

Mariano, coincido en que es posible desarrollar MOI y MOA de alta tecnología sin que sea un juego de suma cero, y en que algo grave está pasando con las MOA y los PP. Si hay buen TC y son actividades competitivas, entonces el hecho de que las cantidades exportadas se estanquen es motivo de preocupación, porque algo no se está haciendo bien, e intuyo que tiene que ver con algunas medidas del gobierno. De verdad lo creo así, aunque no voy a opinar demasiado porque no tengo tanta información sobre el tema.

Gene, mi querido Gene, no se me ofenda! Tiene razón, Ud. fue uno de los primeros en poner paños fríos a conclusiones apresuradas con ese post. Me había olvidado por complete de ese post. Sepa Ud. aceptar las disculpas del caso. Abrazo.

Elemaco dijo...

¿Qué novedad?

preguntaba sobre la fecha porque viendo desde 2004 no me queda claro si esa performance (sobre todo en términos de tasas de crecimiento) es diferente de la de periodos anteriores. Por otro lado, tampoco me queda claro si en el contexto de un mercado global creciendo a tasas chinas, esa tasa de crecimiento es alta o baja.

Nothing more, nothing less. es sólo un interrogante, para que sigamos exporando.

Elemaco dijo...

bueh, parte de la ultima pregunta la hice sin haber leido el post. mala mia.

Se ve que desde 2004 hemos ganado share en esos tres rubros!! good news my friend good news!

(¿No hay una serie mas larga?)

Joe dijo...

jaja, a mi tambien me gustaria hacer una serie larga. En el UN Comtrade hay datos desde los 60´s. Pasa que es mucho laburo, sobre todo para alguien como yo que tiene que entrar a ese sitio como "guest user", y bajar la info de a 1000 registros por vez...

Entonces, esa se la dejo a Ud.

De todas maneras, lo que intuyo es que desde los 70 vamos a tener una larga tendencia secular a la perdida de market share, quizas amortiguada solo por el efecto brasil de mediados de los 90.

Pero desde 2004 en adelante hay un claro quiebre, eso es muy evidente desde mi punto de vista, y es allí donde está el mérito.
Después, hay un largo camino por recorrer, todavía debemos estar saliendo del quinto infierno, pero al menos parece que, además de dejar de caer, la cosa está queriendo levantar cabeza…

chacall dijo...

Ante todo, muy buen trabajo.

Ahora si me permite, 2 cuestiones que me hacen ruido, y que seguramente me las justificarás para despejar mis dudas:

1) Yo tengo el mismo indicio que usted, pero del post no se desprende que sea el TC alto, o que el INVAP justo cerró en este período un proyecto sobre el cual comenzó una licitación varios años antes, o que aumentó la cantidad de especialistas en una materia, o que dimos un salto, o que aumentó la demanda en esos rubros. Puede ser el TC alto, la explosión en china, el fenómeno de la web 2.0 o cualquier otra cosa (al menos no veo claramente la relación de causalidad). Más aún, el TC Real no estoy tan seguro que para dichos rubros haya crecido en el período analizado. Sigo pensando que el TC tiene que ver, pero no puedo demostrar la causalidad, y no la veo clara en el post.

2) Siempre tomo con pinzas los datos cuando analizo los márgenes... un share del 0,042 al 0.056 en la partida 90 por ejemplo... o del 0,022 al 0,034. Estamos muy en los márgenes me parece, un puñado de proyectos que se cancelen o se aprueben, tienen un impacto muy alto.

saludos!

chacall dijo...

Y una cosa más, lo que se ve respecto al gráfico de Servicios de informática e Información, allí si se lo puedo afirmar, no es consecuencia pura y exclusiva de un TC alto. Recuerdo haber asistido a reuniones en el 2003, donde el presidente de la Cessi en aquel momento, Carlos Palloti expresaba el plan de acción para que ocurra lo que su gráfica muestra. No fue casualidad, fue una oportunidad bien aprovechada.

Seguramente, con un TC sobrevaluado como el que se tenía la decada pasada, el plan llevado adelante por la CESSI no hubiese sido posible. Pero el TC alto, no es el UNICO responsable del crecimiento que casí cuadruplicó la producción ( Y vamos por más!!!). Fue una condicion importante y seguramente necesaria. Pero el TC recontra alto que tuvimos en el 2003 hoy no lo tenemos y muchas industrias siguen compitiendo con éxito.

Hubo mucha inversión en cosas que no se ven pero que pagan (calidad - certificaciones), para eso fue casi tan importante como el TC alto, la ley de software (excenciones impositivas a las empresas que certifiquen sus procesos de producción de soft).

El sector del soft tiene un plan, y lo ejecuta, tiene la suerte de ser una de las niñas bonitas de las políticas públicas (no se porque pero vende más el soft que la química de membranas, tal vez porque uno está más asociado al futuro que el otro en el imaginario popular), tiene muy buenos recursos humanos en el país, y además un TC que no nos hace más barato (India lo es y por lejos) pero que en la relación Costo / calidad nos permite competir (en general no somos los mejores ni tampoco los más baratos, pero somos lo suficientemente buenos y economicamente atractivos)


Cambiando el ángulo, y saliendo de las Expo, para analizar las inversiones, por suerte, el TC alto por ejemplo no es la variable que eligieron Motorola, IDS, NEC, Intel, Google, IBM y demás para instalar filiales, y centros de desarrollo locales. Fue la calidad de los recursos humanos, de las casas de estudio y la formación en aspectos complementarios y en ciertas técnicas. Para estas empresas, sigue siendo mucho más barato un desarrolador en la INDIA. Pero por ejemplo el horario, y el idioma para atender partners latinoamericanos y tener dependencias angloparlantes hicieron a esta plaza atractiva.

Yo me inclino más a pensar después de releer el post y los comments, que el TC atrasado (subvaluado como en los 90) es una limitante y fuerte al desarrollo industrial. Y el TC alto, puede generar oportunidades, que deben ser aprovechadas en el momento, porque tarde o temprano el TC tiende a converger a su valor de equilibrio dado que provoca ciertos desequilibrios internos (abordados en otros posts por otros bloggers).

Y está bueno el ejemplo de la CESSi porque es uno de los sectores a los cuales la devaluación los agarró con un plan. Y pudieron aprovechar la coyuntura.

saludos!

Mariano T. dijo...

La diferencia es obvia, Larry. Un dolar agro entre 2.50 y 2.92.
Por eso es que ferrer quería obtener algo de consentimiento del expoliado, y salvo que encuentre strawmen, no lo va a conseguir. Esa es la base de la insustentabilidad política a largo plazo.

Joe dijo...

Chacall, muchas gracias por el esmero de los comentararios.
Antes que nada, suscribo en todas las afirmaciones, especialmente con los párrafos que empiezan “Seguramente, con un TC sobrevaluado (…)” y también “Yo me inclino más a pensar después de releer el post (…)”. Muy bueno. Dígame donde tengo que firmar.

Ahora bien, mientras Ud. rescata los aspectos positivos del TC alto (sin dormirse en los laureles de esa medida), hay muchos que directamente afirman que no sirve para nada, porque la Ventajas Comparativas Estáticas “naturales” ya han determinado que es imposible para nuestro país, haga lo que se haga… Por eso el post, para rescatar “lo bueno” de la política de TC alto, y a la vez refutar los argumentos del mainstream neoclásico. Pero como Ud. dice, no va a alcanzar con eso solo.

Respecto a las consultas:

1) Es justamente para tratar de limpiar el análisis del efecto “explosión china” que se compara la performance nacional vs. la global. Como en los casos analizados el desempeño nacional está bien por encima, vimos que la demanda de china y cia. ayudó, de acuerdo, pero hubo mucho más mérito del propio desempeño argentino. Por otra parte, para establecer una correlación no hace falta tanto un análisis estadístico como un modelo analítico-conceputal que explique como se vinculan causalmente ambos fenómenos.
2) Respecto de las proporciones del market share mundial, es cierto que son muy pequeñas. Pero lo importante es su tendencia, y la potencialidad para explotar esa tendencia. Por otro lado, para ver la dependencia de las expos de unos pocos proyectos, habría que contar con info que hoy no está disponible. Sin embargo, si pensamos en los proyectos más grandes, por ej. el reactor de INVAP a Australia fue por 180 millones y el que esta por ganar ahora en Holanda es de 350 millones de euros (repartido en varios años claro), exportaciones por 1800 millones implican varios proyectos. Pero igual entiendo su inquietud, y voy a tratar de responderla en la Parte II del post, cuando veamos las aperturas a 4 dígitos, clusters industriales en mayor detalle, y diversificación de destinos (lo que podría ser una proxy de la diversificación de proyectos que Ud. le preocupa)

julio -Debate Popular dijo...

Bueno espero el proximo post sobre los campeones de la industria pero este resulta interesante como para saber por lo menos donde estamos parados. Aunque esto solamente uno lo sabe, cierto...

Natalio Ruiz dijo...

Joe

Mantener el TCR alto requiere necesaria y trivialmente contener la apreciación, la cual puede darse tanto via TCN como via precios. Esto se contradice con su post anterior de la apología, ya que para mantener el TCR alto en un contexto de alta inflación es necesario una devaluación que acompañe el alza en los precios.

Saludos

Anónimo dijo...

Por favor... ¿tipo de cambio para promover exportaciones de alta tecnología?
Alemania el el segundo exportador mundial (de no ser por la crisis sería el primero, palo a palo con China) con 1,12 trillones de dólares al año.
¿Qué tal?
¿Ellos necesitan TCR alto para exportar?
Me parece que cuándo se habla de alta tecnologóa el tipo de cambio pasa a un segundo plano.
(Alcides Acevedo)

Joe dijo...

Pero Alcides, vos estás hablando de un país que en el s. XIX cerró sus fronteras, incubó y fortaleció sus industrias, y sólo después (y no antes) liberalizó, compitió y compite desde entonces con los mejores. Es la parábola de la "patada a la escalera", que de hecho fue inventada por un economista alemán: Friedrich List. Y a su vez, List fue muy influenciado por las visiones del ideólogo del desarrollismo industrial norteamericano Alexander Hamilton… ¿Qué tal?

Y una vez que sos bueno con tus productos, ya no necesitas tipo de cambio alto. Preguntale a los japoneses si no, que en los años 70 tenian un TC nominal “alto” de 359 yenes por dólar, y hoy con toda la inflación que hubo de por medio, vale… 94 yenes por dólar. ¿Qué tal?

¿Qué te parece que el capital humano argentino nunca podrá ser igual al de los japoneses, los alemanes, etc, como para bancar un desarrollo industrial en el LP? Ok, respeto tu opinión si no le tenes fe a tu país… Allá vos… Pero de ahí, a negar la historia y las políticas proteccionistas que en el pasado aplicaron los países hoy industrializados….

Por otra parte, no podés negar que los datos presentados avalan la tesis del post. En todo caso, si querés rebatir de verdad, investigá y conseguí datos.

Saludos.

PD: Igual en la parte II ya vas a ver que yo mismo voy a presentar datos desagregados que van amenguar las conclusiones “optimistas” que aparecen en este post. Ya verás que la Deshonestidad Intelectual no es lo mio…

Roland Deschain dijo...

Excelente Post!! Lo leí por un link que tiro Krustovsky en De Cara al 2011, y la verdad una buena sorpresa que me llevará a leer el blog.

Copado el analísis, pero me quedan ciertas dudas:

¿no estaría bueno comparar participaciones globales o los números brutos con los 90?
Digo para ver si fueron altas perfomances con otro tipo de cambio, o quizá sólo cambiamos de industrias líderes.

¿No tenemos que mirar que otros impulsos tienen estas ramas de comercio? Subsidos, tarifas, préstamos, exenciones..etc. Esto haría que la sostenibilidad por TC sea medio relativa a otras medidas

De todos modos me gusto mucho el artículo y me sorprendió la categoría 90.