lunes, diciembre 21, 2009

ZONCERAS ECONOMICAS: "El único país que tiene universidad gratuita"

Por Ruben Telechea (Profesor de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora)
(publicado en pagina12)

Otra zoncera escuchada habitualmente se basa en que el sistema de financiamiento de la educación superior empleado “en todo el mundo” consiste en aplicar aranceles para que las universidades se autofinancien. A su vez, este esquema se debe complementar con una importante política de becas para aquellos que no pueden pagarlos, con recursos provenientes de los aportes que abonan los más pudientes.

Esta aseveración incluye varias falacias: en primer lugar, los datos recopilados demuestran que en una gran cantidad de países el sistema es semigratuito (existe algún arancel anual que sirve para hacer frente a una porción pequeña de los gastos), como en Francia, Colombia, Rumania, Ecuador, Túnez, Honduras, Suiza, Bolivia, Costa Rica, Guatemala, Italia, Panamá, Egipto. Mientras, en muchos otros es directamente gratuito, con casos tan disímiles como Alemania, Brasil, Cuba, Finlandia, Uruguay, México, Venezuela, Noruega, Perú, Islandia. Además, en la gran mayoría (incluso en aquellos países donde el arancel es relativamente alto), el monto recaudado cubre sólo una parte mínima del presupuesto. En promedio la porción presupuestaria cubierta con los pagos hechos por los alumnos se ubica en un rango que va de 10 a 20 por ciento del total. El máximo es Corea, donde ronda el 40 por ciento. En Estados Unidos, entre 20 y 25 por ciento.

La otra zoncera es la que dice que un régimen arancelado se complementa con becas y subsidios para ayudar a los menos pudientes: también se demuestra que en muy pocos lugares este sistema funciona adecuadamente. Trabas burocráticas y restricciones financieras hacen que en la mayoría de los países esto se encuentre más cerca de la enunciación de deseos que de la aplicación efectiva.

Por último, se debería agregar otro argumento usualmente escuchado: como lo que falta es sólo una parte del presupuesto, resultaría adecuado que se establezca un arancel que sea bajo, de manera que esos ingresos sean complementarios con los aportes que realiza el Estado, de modo tal que se logre la cifra necesaria para el funcionamiento de estas instituciones sin resentir fondos estatales que pueden ser asignados a otras cuestiones. Lo que se debe comprender es que los hechos y circunstancias vividos a lo largo de la mayor parte de la historia argentina son demostrativos de que si en algún momento se comienza a incluir el pago por parte de los estudiantes entre los conceptos que financian la educación superior, aunque a esto se lo presente como una contribución voluntaria y/o mínima, con el paso del tiempo el Estado irá disminuyendo gradualmente los aportes que le corresponden para hacer frente a otras obligaciones. De esa manera, con el transcurso de los años, las universidades se encontrarán nuevamente desfinanciadas, debiendo recurrir necesariamente al aumento de los aranceles como modo de sobrellevar la situación. Por ello, transcurrido un tiempo esto se traducirá en altas cuotas que no harán más que profundizar la brecha existente entre jóvenes de altos y bajos ingresos. Quienes manifiestan que el sistema, tal cual como funciona en estos tiempos, tiene rasgos de inequidad, no reconocen que si se lo cambia, en realidad va a generar un proceso mucho más desigual que el supuestamente existente en la actualidad.

Una perlita de FIEL: en el documento Una educación para el siglo XXI – Propuesta de reforma, ese centro neoliberal propugna la eliminación total del presupuesto universitario del gasto público en cualquiera de sus jurisdicciones. O sea, nada de aportes. Aquí puede terminarse cualquier análisis que le otorgue un grado de seriedad al trabajo, porque como ya fue dicho, en ningún país del mundo la universidad se autofinancia. Hasta los regímenes más liberales aceptan que el Estado debe hacer frente a la mayor parte del presupuesto necesario para educación superior.

13 comentarios:

Mariano T. dijo...

Lo que, en combinación con la gratuidad, es un despilfarro de recursos es el ingreso sin examen.

H dijo...

"en muchos otros es directamente gratuito, con casos tan disímiles como Alemania, Brasil, Cuba, Finlandia, Uruguay, México, Venezuela, Noruega, Perú, Islandia.": ¿En todos ellos se accede sin examen de ingreso? Sé que en Brasil hay examen y es bastante complicado. En Corea es tan difícil entrar que los padres e hijos se reunen a rezar en la universidad un día antes del examen.
Igual hay muchas cosas que se pueden hacer sin arancelar ni poner cupos.

H dijo...

Esto también se puede hacer y no tiene ningún peso en el presupuesto: integrar los planes de estudio y federalizar la educación.

Andrés dijo...

Buenas Larry,

Para el caso de MIT, puedo confirmar de primera mano que los tuitions cubren solamente el 25% de los gastos anuales del instituto. El 75% restante se reparte en partes casi iguales entre fondos federales y donaciones de ex-alumnos.

Saludos,

Andrés

Pablo dijo...

¿Ud. habla en serio?

¿Cree que la educación es gratuita?

¿Acaso los argentinos no consumen un 21% menos para financiar parásitos que perpetúan su estudio en la universidad pública?

¿Acaso no se postergan inversiones privadas y se viola la propiedad privada para financiar la "eficiente" universidad pública, que se llena de marxistas jurásicos, cuando en Stanford, por ejemplo, los alumnos obtienen millones de capital de riesgo (venture capital) para financiar sus emprendimientos?

¿No es cómico el alumnado local, cuando los observa batallar por el presupuesto "publico", mientras sus camaradas americanos crean una empresa de la nada, y ganan millones antes de llegar a los 30? ¿Que desgracia el capitalismo, vio?

¿Le parece poco los USD 10.000 M de venture capital que posee Harvard, obtenidos con el crecimiento de las empresas financiadas a sus alumnos, junto con las IPOS bursátiles del NASDAQ?

¿Sigue defendiendo al Estado, la causa de todo mal y decadencia nacional?

Anónimo dijo...

Estudio Economia en el norte de Italia -y me recibi en Derecho en la UBA. No hay examen de ingreso, y se paga un arancel en dos cuotas anuales de acuerdo a los ingresos familiares del alumno (cada anio hay que presentar la declaracion de impuestos de todo el grupo familiar). El nivel, hay que admitirlo, es mas bajo que el de la UBA. Tambien el nivel de los profesores deja mucho que desear. Los horarios son infames, trabajar y estudiar es practicamente imposible.

Larry dijo...

Mariano T., como habitualmente nos pasa, no concuerdo con sus palabras ;) Quiere un examen, los universitarios a los 4 meses cursando 3 materias, tuvieron 6 parciales y 3 finales. ¿No le parece suficiente? Que objetivo más que excluir (con sesgo a los de más carencias) tendría un examen de ingreso a la universidad?

H, la idea de Federalizar la educación (que desarrolla en su blog) es sumamente interesante. Sin exagerar, tiró una idea a la mesa que no es muy debatida. Lo felicito por ello.

Pero eso no habla mal de la educación pública, sino que habla mal de la educación privada. Vale advertir que la educación en universidades públicas tiene mejor reputación no sólo por una cuestión administrativa (se reconocen las materias en cualquier institución privada), algo que se pone en evidencia cuando se reconocen las títulos universitarios dictados por la UBA en forma internacional. Cualquier ingeniero y/o doctores (medicina) de la UBA está a la par de cualquier ingeniero o doctor de reconocidas universidades de piases desarrollados.

Poner en pie de igualdad la materia rendida en la UBA que en un curso precario en medio de la puna, puede tener costos importantes en términos de reputación de la universidades más prestigiosas de Argentina. Igualmente, es un tema que me agrado. Es un tema a debatir, lo felicito nuevamente debatir el tema en su blog.

Andrés, muy buen aporte empírico el tuyo. Continúe estudiando y luego vuela al Ipa a volcar sus conocimientos!

Pablo, prejuicioso su comentario. Una pena.

Anónimo, interesante comentario sobre la calidad y costo educativo de Italia.

H dijo...

Larry, ¡gracias! A esta altura pensé que nadie leía mis comentarios! :)

No creo que recibir estudiantes de terciarios de baja calidad (públicos o privados) pueda llegar a degradar el nivel de las universidades prestigiosas (públicas o privadas).

Por un lado, es lo mismo que pasa hoy con los secundarios de mala calidad cuyos estudiantes o bien ponen el triple de esfuerzo que los de los colegios de élite para superar la brecha que los separa al ingreso, o no se reciben. Acá va a pasar lo mismo. Si el estudiante del "curso precario en medio de la Puna" no se pone las pilas, no pasa el primer cuatrimestre de los 2 o 3 años que le faltan para el título de grado. Bottom line, no se van a recibir estudiantes de menor nivel, a lo sumo no completarán sus estudios de grado o les llevarán más años. Sin embargo, contarán con un título de nivel terciario con el que podrán ejercer y mantenerse, y por el que no saturaron los primeros años del ingreso de las universidades nacionales ni se desarraigaron de sus lugar de origen. El descenso del valor del alquiler de la zona donde viven estudiantes en la C.A.B.A. y La Plata es otra externalidad positiva. :)

Por otro lado, para que este plan funcione, la CONEAU debe homologar cada carrera de esos terciarios. Esto no es algo que la Argentina no pueda hacer con el nivel de sus gestores en educación, de hecho lo está haciendo, pero hace falta que la política educativa ponga la prioridad en esto para triplicar la velocidad de homologación y simplificar los trámites. No hace falta mucha plata y para esto seguro que hay créditos blandos de organismos internacionales. Es una cuestión de voluntad política.

Leo dijo...

Estimado Larry, sin ánimo de abusar de su espacio le cuento una historia personal.
Luego de cursar el secundario en un bachiller comercial inicie la carrera de contador público (año 1992). Mi primer materia fue Contabilidad Básica y grande fue mi sorpresa cuando en el claustro universitario el profesor no hacía más que instruirnos sobre principios contables. Básicamente el cuatrimestre no fue más que un resumen de lo ya aprendido en el secundario y una pérdida de tiempo para los que proveníamos de colegios comerciales.
Adicionalmente tuve la oportunidad de conocer gente que parecía adicta a recursar materias contables (llegué a comprender que esto sucedía porque no habían tenido contabilidad en el secundario lo que luego me generaba la pregunta de porqué habían elegido esta carrera).
Para evitar estas pérdidas de tiempo y recursos es que sirve el exámen de ingreso. A la facultad no tienen que ir los más pudientes sino los más capaces.

Larry dijo...

H, después de todo su buen análisis, que comparto en gran medida, me pareció que simplifica el problema al decir que sólo falta “voluntad política”.

Me parece que no están al mismo nivel uno que cursó un terciario y otro que cursó en el CBC en la UBA o en la plata o en cualquiera de índole nacional, quizás me equivoque, pero reconocer la materia es mucho, no sería mejor que de el final, (es decir que no sea necesario cursarla nuevamente) pero que demuestre que tiene los conociemintos que supuestamente le otorgaron en otra institución educativa.

Leo, yo también vengo de un perito y el curso de contabilidad me pareció “figurita repetida”. Pero está dentro del CBC, donde la idea es sentar bases para un estudio de grado.

Te advierto que no lo veo mal.

y que chicos les cueste la materia es factible sino mamaste todo el secundario tantos balances. Fijate que esa anécdota la contás con tu primer materia.

Yo no sé a que secundario fuiste, pero si fuiste al Nacional, al Pellegrini o a la ORT, el CBC es repetir el Secundario y esos chicos bien podrían decir lo mismo de vos no en la primera materia, sino todo el CBC y hasta algunas materias de 3 año (análisis 2, macro 1, sociología, teoría política, álgebra e história, para estos chicos es “figurita repetida”).

Todos los chicos que salen de esos secundarios son de excelencia, lo mejor que otorga el estudio secundario en Argentina, de excelente nivel.

Cualquier chico que salga de otro secundario, es CBC será un desafío la mayoría de las 12 materias.

Advierto que yo fue al Comercial 7 en Belgrano y el CBC me fue todo un desafío de 8 horas de estudio diarios más asistencia a clases.

Respecto a tu comentario “no tiene que ir los más pudientes, sino los más capaces”, tené cuidado, vos mismo podes quedar afuera según contra quien te compares....

En la universidad aprendemos todos, cada uno a su nivel, lo importante es avanzar y no quitar ese derecho a nadie no importa su pasado o su capacidad de estudio.

Leo dijo...

quizás me expresé mal pero cuando hablé de Contabilidad Básica lo dije como materia de grado, no de CBC.
Defiendo, a veces con dudas, la gratuitidad de la Universidad pero no me caben dudas en lo que respecta al exámen de ingreso. Repito, había gente que no había visto un bendito asiento contable en toda su vida y querían ser contadores. ¿De dónde sacaron esa vocación?

H dijo...

Larry: Un analista programador de ORT (ya que la menciona) con sus 2 años de cursada debería poder anotarse en Ingeniería de Sistemas UTN o UBA y que le reconozcan si no todas, la mayoría de las materias de los 2 primeros años automáticamente (para eso es la homologación, para saber de antemano el resultado que si no, tendrás que obtener mediante un burocrático proceso de final incierto).

Ahora, si Ud. considera que también debería dar Pensamiento Científico o Sociedad y Estado, por ej., no tengo problema incluso en que la tengan que cursar y no sólo dar el final. Surgirá en el proceso de homologación qué materias te dan y qué materias tenés que cursar en cada Universidad. No es un dealbreaker o, como decía un conocido mío, "no hace a la cosa". Lo importante es facilitar el pasaje interinstituciones, y evitar que los colegios universitarios del interior del país sean vistos como callejón sin salida en vez de una fabulosa (y cercana al hogar) pista de despegue para las vocaciones de sus vidas.

Otro tema no menor para descongestionar las universidades nacionales es un fuerte trabajo de orientación vocacional. Hay que difundir carreras que no sean medicina, psicología, contador y abogacía. Hoy hay cada cosa rara!! Una familiar mía trabaja haciendo S.E.O. (search engine optimization). Otro familiar hace el mantenimiento de un sistema de educación virtual. Un amigo armó una empresa donde, para decirlo de manera muy somera e inexacta, compra y vende espacios de publicidad en internet.

Además de la difusión, hay que poner la zanahoria en los lugares adecuados, orientando la mayoría de las becas hacia las carreras prioritarias para el desarrollo nacional.

Por último, como ya dije en otro blog, también hay que hacer entender que las carreras universitarias no son para todo el mundo. Entre 100 que empiezan medicina y 85 que no se reciben nunca, prefiero que la empiecen 20, la terminen 15, y los demás hagan otras carreras relacionadas, necesarias e importantes (universitarias o no) como enfermería, operador de tomógrafo, técnico radiólogo, kinesiólogo, nutricionista, biotecnólogo, técnico de laboratorio (si es que eso es una carrera), bioquímico, etc.

Hace falta más formación universitaria, pre-universitaria, post-universitaria y para-universitaria.

¿Cuánto cuesta este plan de 4 patas? (homologación de carreras, difusión de carreras desconocidas, orientación vocacional y orientación de las becas ya existentes a las estratégicas).

Cuesta centavos, y encima se paga solo, por la gente que deja de colgar carreras y encuentra aquella en la que puede desarrollarse (y ganar más). Se paga solo.

Anónimo dijo...

Se habla mucho de la educacion universitario o terciaria pero el problema esta en la educacion media, la razon por la cual tantos alumnos son rechazados en la carreras univercsitarias es porque la educuacion media es mala; es un desastre nacional; los contenidos de la curricula nunca la terminan y se las pasan recortandola para poder terminar el año, si a eso le sumamos los dias que se pierden por protestas y los edificios en malas condiciones. Bueno el resultado esta a la vista cuando se llega a la universidad y uno se da cuenta que perdio 5 o mas años en la secudaria aprendiendo nada y que ahora hay que aprender en 6 meses lo que no se aprendio en 5 o mas años.