viernes, junio 12, 2009

Pan y Circo

Cobos se dio cuenta que su imagen de niño dubitativo que no se juega, no le permite posicionarse como presidenciable. Ergo, ahora se hace el malo por TV. Payaso Mediático como pocos que no tiene ni una idea propia. Aprovecha tus 5 minutos de fama nene.

Reutemann se dio cuenta que otra vez va a quedar segundo y también se hace el malo con el que le dio de comer de la mano. Igual, no te preocupes, Cobos no te quitará el puesto en el Peronismo, el puesto de títere peronista es todo tuyo, con marcha de fondo y todo.

El extranjero, un verdadero ejemplo que el marketing puede vender cualquier cosa. La idea de hacerte el víctima te está dando resultados: te polariza con K, y lo importante, te permite hablar de otro tema que no sea propuestas. Bien colo(n), estás asesorado, se nota. Igual, es gastar mucha pólvora en chimango, recordando que nunca podrás ser presidente. Por suerte.

Carrió, ¿te juntás con Cobos y esperas que no te traicione a la brevedad? No seas ilusa mujer, ese títere sin cabeza es capaz de vender a la vieja si considera que en el público eso mide. Se fue del Radicalismo, no se considera peronista, se pelea con vos, dejalo, tiene los días contados...

Todo un lindo circo la oposición….

3 comentarios:

Esteban dijo...

Todo bien con lo que escribiste.
Pero de Kirchner no decis nada??
De como usa la justicia para ganar dos votos??

Con Kirchner el pais termina mal

Saludos

Gente Bien dijo...

¡Qué lástima Larry! Creí que podrías ser un poco más objetivo. Sin lugar a dudas, lo tuyo es la economía...

¿Sabés qué? Larry siempre fue mi peor chiflado (incluso después de Shemp). ¿El mejor? Curly, obvio.

Un punto para Scioli que estuvo en ShowMatch haciendo campaña. Pero, como siempre, mucha cháchara y nada concreto.

Leo dijo...

Muy bien el análisis de la oposición, ahora con el oficialismo hacés silencio?
Néstor es la Virgen María y lo acompañan las carmelitas descalzas?
Te quejás de la operación por la polarización y te devorás a Faggionato?
Me parece que pecás de inocencia y ya somos dos.