viernes, mayo 01, 2009

Adicción al pesimismo

Como ya lo hubiere dicho en algún post antigüo, pareciera que mucha gente en Argentina tiene pasión por lo pesimista. No sé si es un gen cultural que estuvo siempre (como, por ejemplo, se vio siempre en las letras de Tango), pero que hay muchos agitadores comunicacionales que aprovechan este fenómeno para amedrentar gobiernos democráticos, eso seguro.

Trabajando en el día del Trabajador (sin mucho por hacer en realidad), y deambulando por la web me encontré con esto en el blog de Econométrica. El informe da un panorama desolador para después de las elecciones del 28 de junio: recesión, puja distributiva, ajuste ortodoxo bien al estilo FMI… Extractos textuales del informe:

- “la gobernabilidad post-electoral va a quedar debilitada por dos factores: 1) Primero, hay una probabilidad alta de que el gobierno pierda el control mayoritario del Congreso (…)”
- “Las pujas distributivas pueden crear nuevas presiones inflacionarias”
- “En suma, la Argentina después de las elecciones puede volver a enfrentar los viejos y conocidos ciclos de “stop and go”
- “(…) Esta fuga de capitales se está volviendo a instalar en este mes de marzo y se acrecentará a medida que nos acercamos a la fecha de las elecciones en el mes de junio. Pero en el 2009 el superávit externo del sector privado es muy inferior al del 2008 y el Banco Central tiene cerrado el acceso al mercado financiero internacional.”

Para colmo, si uno entra al blog de Econométrica, y va al post que anuncia este informe, se ven comentarios que dicen: “Ayer escuchando al Dr. Espert en el programa radial de Willy Kohan, decía que la situación actual es equivalente a la del 99; es peor”, o “Panorama muy difícil, si el peronismo se une,con muletas pueden llegar al 2011, desprestigiados pero por lo menos concluyendo el mandato; de lo contrario, tirarán la toalla....”

En realidad habría que sentarse a mirar bien cuales son las CONDICIONES OBJETIVAS en las que se basan estos pronósticos nostradámicos, y la verdad que así podríamos rebatir los puntos señalados:

- Que un gobierno pierda mayoría absoluta y abrumadora en el Congreso, ¿no es acaso un paso adelante en cuanto a calidad institucional? Ahora ya no van a tener margen para el la confrontación y el autismo, sino que van a tener que consensuar. Pero no, ahora resulta que es sinónimo de “pérdida de gobernabilidad”…
- La puja distributiva de verdad se da en un contexto de pleno empleo y alta formalidad laboral
- ¿Acaso no vieron el dato de saldo comercial al primer trimestre? ¿Y no tuvieron en cuenta el crédito que están otorgando ciertos candidatazos a potencia como China y Brasil?
- ¿No vieron el nivel de reservas? Claro, está la excusa de que se financia con préstamos del BIS. Pero si para eso están los préstamos! O acaso nadie decia nada sobre que “las reservas son prestadas” cuando en los 90 el FMI otorgaba “blindajes” para aumentar su nivel? Aparte los préstamos del BIS son pequeños en relación al total, no implican condicionalidades, y su renovación es automática…
- Etc. Etc.

Pero creo que lo que colma el vaso son diálogos de integrantes del club de la derecha, como el de Grondona y Biolcatti en este video, poniéndose contentos con la posibilidad de que el actual gobierno no termine su mandato.

Y es así que si uno va por la calle, o está en el trabajo escucha diálogos tipo “dicen que después de las elecciones el dólar se va a la miércoles”, “que vamos a estar peor que en los 90s”, “o que el gobierno no llega al 2011”…

¿Muchachos, a que estamos jugando? Porque aquí las expectativas no son inocuas, eh. Existen en las ciencias sociales lo que se llama de “profecía autocumplida”: por más que las CONDICIONES OBJETIVAS indiquen que cierto fenómeno no tiene lugar para acontecer, si los sujetos participantes CREEN que va a ocurrir, pues éste termina finalmente ocurriendo… Y si se trata de un fenómeno negativo, y encima en un país adulador del pesimismo…


¿Qué responsabilidad tenemos los economistas a la hora de generar expectativas negativas cuando no nos gusta el gobierno, por más que haya sido elegido democráticamente? Parece que hay algunos que prefieren que a los que no comparten su visión ideológica les vaya mal, muy mal….

Pero yo estoy seguro que la realidad les va a tapar la boca a todo este coro de pesimistas. Esa es mi apuesta.

17 comentarios:

El viejo vizcacha dijo...

CHORIPUNK! la banda mas heavy, nacional y popular integrada por kirchner, moreno, delia y scioli presenta su primer tema y videoclip en:

http://elviejovizcacha.blogspot.com/

se agradece divulgacion.

\P/

LauraGalletita dijo...

Hola, Joe!

Me parece que, a grandes rasgos hay dos tipos de pesimistas en nuestro país:

Los generadores de pesimismo (inestabilidad). Estos, a conciencia, buscan crear sensación de caos (justamente los mismos que le meten cartuchos al tema de la inseguridad), pues, como dijiste y se ve con total claridad en el video del "club de la derecha", esos dos espectros recalcitrantes (mientras echan baba imaginándose la caida de un gobierno democrático está claro: apoyaron a la dictadura, al pro, al "kempo"...) prefieren que al pais le vaya mal, porque no comparten su ideología política...(o quizá tengan algún que otro interés, no?)

Y está la gilada, que repite como loro lo que escucha por ahí. Por antipatía hacia el gobierno o por pereza mental.

Lo cierto es que, aunque no nos guste el gobierno en ejercicio (y soy de las primeras en levantar la mano), hay que hacer fuerza para que les/nos vaya bien, después de todo fueron elegidos por el pueblo.

Besos, muchos ;)

Laguna de dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MartinSNM dijo...

Lo peor es que se festeja la agitación contra la institución nacional. Algunos parecen que añoran el 2001, otros periodistas el 66... parece que el tordo siente nostalgia de las proclamas golpistas que otrora escribia.
Buen post shou.
Saludos!

Estudiante crónica dijo...

son profecias autocumplidas, joe.

Anónimo dijo...

la misma responsabilidad que tienen los economistas cuando apoyan irresponsablemente a un modelo que a la mediana, se va al tacho, y los mismos lo festejan con serpentina y trompetines...

Tincho dijo...

Y... que le vamos a hacer Joe. Si hay gente demasiado pesimista por el futuro y hace informes que no buscan minimizar los errores de pronostico o asignan probabilidades subjetivas muy alejadas del promedio. Te podes enojar pero al final de cuentas alguien ahi les quiere creer o paga para escuchar lo que quiere oir.

Me acuerdo haber leido un paper que en base a pronosticos de EEUU encontraba que los intervalos de confianza era tremendos, que cuanto mas afianzado esta el pronosticador mas se aleja del promedio y que un Random Walk pronosticaba mejor que la media de los pronostico.

Es mas hasta don Nestor nos dice que si el FPV pierde se nos viene el 2001. Y eso que no debe ser ni la primera ni ultima vez que un politico usa el miedo.

Anónimo dijo...

Joe pisa el conurbano, no son capaces de arreglar un puente y diariamente van los canales con las camaras a ver si tienen la "suerte" que un auto caiga en el agujero que da al riachuelo...

Mariano T. dijo...

Hay dos factores que no mencionaste
1) El propio gobierno dice "Yo o la hecatombe", desde sus máximas figuras, en vez de decir "el modelo esta consolidado, la economía esta sólida, y 10 diputados más o menos no cambian nada"
2) El adelantamiento de las elecciones puede hacer pensar que hay medidas que se postergan para el 29 de Junio.

Ulschmidt dijo...

Si, lo de Grondona está mal, pero el Ejecutivo juega a lo mismo como bien dice Mariano. Es medio raro quejarse de que te vaticinan la caída y aseverar que si perdés el mundo se termina.
Igual nada ocurrirá. El peronismo disidente aspira a sentarse el 29 con los K y marcarle los puntos. K fue un tipo que oportunamente se metió bajo el ala de Duhalde y se bancó su ministro de economía (Lavagna) y sus líneas hasta que una elección intermedia lo hizo sentirse fuerte como para darles una patada. Ahora se achicará y negociará reciclaje. Es todo, no hay ningún che guevara en el horizonte.

Voltaire dijo...

La profecía que se autorrealiza es, al principio, una definición falsa de la situación, que despierta un nuevo comportamiento que hace que la falsa concepción original de la situación se vuelva verdadera. Robert K. Merton. Esta definición deriva del teorema de Thomas que dice: si una situación es definida como real, esa situación tiene efectos reales.

Joe dijo...

Gracias por los comentarios. Voy respondiendo algunos.

Laura, como siempre lo tuyo viene a complementar y mejorar la idea que presento. Gracias!

Anónimo I, cuales son tus FUNDAMENTOS para afirmar que el “modelo” se va al tacho? Sin ser gran cosa y con muchas críticas de por medio, ha sido un conjunto de políticas que ha mejorado mucho lo posición de variables clave como superávit fiscal, superávit comercial y crecimiento (incluso en estos tiempos de recesión mundial!). Y encima ha generado recursos para levantar una situación de deuda casi imposible, un problema que fue literalmente heredado por el “modelo”, y del cual no es culpable en absoluto. Todo lo contrario!
Cualquier profesional con un mínimo de OBJETIVIDAD no tendría inconvenientes en reconocer esto, para luego sí pasar a las críticas. Pero eso es justamente lo que falta: Objetividad que sepa separar la paja del trigo.
En lugar de esto tenemos todo lo contrario: opiniones ligeras sin fundamento, animosidad política e ideológica, y hasta hay una buena dosis de mala leche… Y encima este caldo explosivo se complementa con nuestra adicción al pesimismo.

Tincho, capaz hasta tenés razón mirá… De qué era que se alimentaban las moscas, que no me acuerdo..? Pues si hay muchas moscas dando vueltas, habrá que producir eso que las moscas piden, no?

Anónimo II, disculpe, pero no entendí.

Mariano y Ulschmidt, la estategia de los Kirchner de “yo o el infierno” es una jugada sucia de un político bien de raza, es cierto. Pero fijénse que, como muy bien ha señalado Artemio en un excelente análisis, los grupos de poder están hostigando muchísimo también, contribuyendo todo lo que pueden a enrarecer el clima. Y claro, un viejo zorro como Kirchner (que además está medio pirado) no se va a quedar sentado, te va a redoblar la apuesta. Ojo, esto es sólo un análisis para comprender, no para justificar a nadie. Que cada uno sepa asumir la responsabilidad que le toca en todo este agite, y sin escudarse en la bajeza de que “el otro también lo hace”.

El Canilla dijo...

Comparto Joe, y somos más de cuatro los que "apostamos" creo. Los de a pié estamos cansados de los economistas agoreros que lo único que hacen es "aprobar o desaprobar" al candidato al préstamosy después reciben la cometa del banco o van a porcentaje.Que no otra cosa es el ser un "banco de inversión especializado en la colocación de títulos de deuda".

Anónimo dijo...

Apuesto junto con Joe, lamentablemente un análisis serio y profesional de la economía es lo que está faltando en los medios en general, aún en los blogs. Veo hasta supuestos analistas económicos que titulan sus post cambiando las "c" por la "k" en alguna palabra. Que se puede esperar de la información que sigue a ese título? Un analisis objetivo?
Excelente Joe, empiece Ud. que sabe.
Saludos,
Velete

Eric dijo...

Gran post Joe! sos un gran economista por el simple hecho de tener sentido común y lógica...saludos!

Joe dijo...

Agradezco los elogios, y me reconforta saber que somos unos cuantos los que estamos algo cansados de la animosidad en la economia.

Hagamos mas ciencia, con mas logica y pensamiento critico, y con menos "tribuna".

Saludos

gearoid dijo...

Me parece que olvidás en qué marco se dan esas visiones. Porque el primer pesimista, quien ha planteado irresponsablemente las cosas para estas elecciones como nosotros o el caos/vuelta al 2001, ha sido Nestor. Y Cristina se ha sumado luego, sembrando ambos dudas e incertidumbre sobre qué harán en caso de no ganar estas elecciones legislativas.
Si quienes ejercen el poder, dejan reiteradamente trascender pronósticos apocalipticos si el pueblo no los respalda en este "plebiscito", en lugar de bajar la trascendencia a una simple elección legislativa, que solo podría implicar perdidas de mayoría -saludables por cierto- en ese ámbito, en lugar de agitar visiones pesimistas sobre su futuro (y el nuestro); no florecerían estos pronósticos.