miércoles, diciembre 10, 2008

Paso a paso

La cuestion de la devaluacion del peso esta ligado a la del precio del dolar con relacion a las otras monedas fuertes. Es cierto, todo el mundo esta depreciando y el dolar se hace fuerte. Esto pone nervioso a mucha gente, porque se nos va la ventaja competitiva que un peso barato nos supo beneficiar. Entonces, el peso a 3.4 de hoy aun nos rinde, o si esta vez son los otros que logran hacer la diferencia. Ya son varias las voces que se suman (1, 2, 3 y contando).

El tema es si estos tipos de cambio relativos son estables. El dolar se encuentra fuerte, mietras el resto cae. El euro, la otra gran moneda, retrocedio de 1.60 a 1.16 (en dolares). La libra, escandalosamente se hundio (en dolares) desde los 2.1 a 1.48. Europa se volvio mas pobre. Muchos paises en desarrollo siguieron esta tendencia (¿sabian que Korea perdio 20% de sus reservas antes de rendirse a la devaluacion?).

La pregunta es si el dolar se mantendra fuerte en el futuro cercano, y lo mas probable es que no. La fortaleza del dolar se debe mucho a que Europa habia apreciado en demacia sus monedas. Sin embargo, la mayoria de los indicadores macro que tenemos presentan evidencia de que esta fortaleza se tendra que revertir por las propias falencias de la economia de EUA. El deficit de cuenta corriente es alrededor de 6%del PBI. La contrapartida que mantiene el equilibrio tambien esta en problemas: por cuanto tiempo los activos financieros en dolares se mantengan tambien es incierto debido a la crisis financiera. Con la guerra al terrorismo (a lo que se le suma ahora la pata fiscal del plan para sortear la crisis financiera), el deficit fiscal ha sido otra constante de los ultimos anos, incrementando la deuda hasta mas del 320% del PBI.

En este contexto, devaluar se vuelve mas riesoso: que pasa si el dolar cae? Esta es la vieja pregunta de porque en Argentina el comportamiento es tan asimetrico. Se puede hablar de devaluar, pero ni soñes con hacer el peso mas fuerte. Y jugar asi es mucho mas feo de lo que parece porque empieza a despertarse tal vez el demonio mas peligroso de nuestra historia reciente: expectativas inflacionarias. La pregunta es si los Ks estarian dispuestos a apreciar si se da el caso. Lo dudo mucho.

En fin, todo esto para decir que no nos pongamos nerviosos.


PD: Larry, al yen hay que cambiarlo por el Yuan

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pasaba por acá sólo para dejarle un comment

Saludos!