lunes, septiembre 29, 2008

Jorge Schvarzer: Paladín de la Industria Argentina

Este fin de semana falleció nuestro querido profesor Ing. Jorge Schvarzer: Paladín de la Industria Argentina.

El Ing. Schvarzer fue seguramente el hombre que más estudió la Industria Nacional. Su libro "La industria que supimos conseguir", es una pieza indispensable para quien quiera estudiar el origen, desarrollo y posterior destrucción de la industria Nacional entre 1976 al 2001.

Quién estudió en la UBA y se pudo dar el gusto de estudiar en su cátedra, seguramente recordará tanto sus clases como los textos que daba para leer, como una de los mejores momentos de estudiaste de económicas.

Personalmente, la cátedra del Ing. en su materia: "Estructura Económica Argentina", marcó un antes y un después luego que me invitara a leer y posteriormente debatir en sus clases, el trabajo de Marcelo Diamad, "estructura productiva desequilibrada", esa obra de arte de otro ingeniero Argentino que entre ambos me ayudaron a comprender algunos de los desafíos que enfrenta el desarrollo de la Industria Nacional.

Respecto a la evolución de la Industria a partir de 2002, en su última nota en página 12, el Ingeniero, referente en el estudio de la industria nacional, decía:

"A partir del colapso de la convertibilidad, la industria recuperó un brío que ya pocos le asignaban. Su rápido crecimiento permitió que alcanzara niveles nunca registrados: hoy, su valor agregado se ubica más de 30 por ciento encima de los mejores niveles de la década de 1990 (que no eran nada especial pero sirven como comparación) y, por lo tanto, de cualquier otro período anterior. En esa marcha, ella fue uno de los mayores aportantes al avance del Producto y, en el proceso, absorbió una masa de mano de obra que le permitió contribuir, como pocos, a reducir el flagelo del hambre y la desocupación..."

"Estos éxitos contrastan con el acoso que sufrió la industria durante décadas. Desde 1976 hasta 2001, con excepción del interregno alfonsinista, fue perseguida por las estrategias llamadas "aperturistas" así como por la supuesta ortodoxia de los monetaristas que querían y todavía quieren destruirla. El prolongado atraso del tipo de cambio (1978-1981 y 1990–2001), la liquidación de casi toda protección arancelaria, el cierre de las fuentes de crédito a largo plazo, el desmantelamiento de los mecanismos de promoción le infligieron heridas cuyas cicatrices todavía hoy se perciben."

Con congoja, los Chiflados despedimos con honores a uno de los pocos economistas argentinos que defendió la industria nacional hasta la muerte y sin temor al que dirán. En un país donde el economista promedio escribe con pluma fácil para hablar en forma despectiva de la poca productividad de la industria nacional, donde hasta parece que ello es el deporte de la profesión: el economista que no ayuda a destruirla, ayuda a desprestigiarla.

Por el contrario, el ingeniero Jorge Schvarzer inculcó hasta sus últimos días en forma incesante durante toda vida, que el camino del desarrollo nacional viene de la mano de la industria Nacional. En forma incansable nos contó de su análisis, diagnósticos y camino a seguir para el desarrollo de la industria Nacional.

Ingeniero, profesor, mis más sincero y cordial abrazo, sepa que sus palabras y escritos no fueron en vano y algunos ciudadanos argentinos valoramos mucho todo lo que hizo por intentar ayudarnos construir una industria nacional que otorgue orgullo y trabajo a todo Argentino.

Por suerte en estos últimos años pudo ver cierto renacer de la industria nacional desde 2002 en adelante, seguramente ello le permitió despedirse de la Argentina con cierta esperanza.



Larry

3 comentarios:

Curly dijo...

Larry, Schvarzer fue un GRAN profesor, de esos tipos que te hacína ir a tu casa con ganas de leer todo lo que había dado, lo que había recomendado y más. Pocos logran eso.

Como te imaginarás, no comulgué entonces con sus ideas y tampoco lo voy a hacer ahora.

Pero inyectaba ganas de aprender, de estudiar, y por eso es que pude valorarlo primero como profesor y luego como una especie de "asesor" ante llamados teléfonicos para consultas o en algún que otro encuentro fortuito.

Joe dijo...

Mis mas sentidos pésames. Tambien tuve el lujo de ser alumno de su catedra, y es uno de mis maestros intelectuales.

Anónimo dijo...

Muchachos chiflados
Ante que nada agradezco el simple pero infaltable homenaje a unos de los grandes profesores que tuvo la FCE y que decir de lo patriota que era en su ideología. Digo patriota no con un mero sentido nacionalista sino con el más sentido interés por hacer de este país un lugar mejor.
Yo estudié para contador pero mi esposa es Licenciada en Economía y un día me dijo:"Venite a escuchar al profe de Estructura que es un grande", así que aproveche un tiempo libre y esa clase fue una de las mejores que escuché como alumno. Su conocimiento, su carisma y su gran pedagogía, se pudo plasmar en el libro "La industría que..." donde muestra y demuestra nuestra deuda en materia de industrialización y las ventajas que traería poder desarrollar una base industrial sólida. Saludos y Salud! para un prócer que desde el Plan Fenix y ahora desde otro lugar seguirá aportando para nuestra amada Argentina.